martes, 7 de abril de 2009

Estrenamos ministro

Hemos asistido a la esperada remodelación del gobierno, que en verdad se estaba echando en falta en algunos puestos.
En Educación entra Ángel Gabilondo, un hombre curtido en los ambientes universitarios y conocedor de los problemas que por esos lugares se respiran. Bolonia es un reto, pero hay que explicarlo muy bien a las personas que tienen que pasar por ahí y que van a ver su futuro condicionado por esa nueva concepción de la universidad. Bolonia, no nos engañemos, requiere sacrificios, pero hay que explicar muy bien a la gente cuáles son los sacrificios y cuáles son las contrapartidas. Bolonia puede ser lo que el empresariado espera, pero lo que no puede ser es universidad para los ricos y los muy inteligentes, excluyendo a los demás.
La educación es un derecho común, de todos y todas.
¡Bienvenido a bordo, ministro!

No hay comentarios:

Publicar un comentario