viernes, 8 de enero de 2010

Una más de las vallas en el campo

Entiendo que los autores (los de la SGAE y aledaños) quieran vivir de su creación, aunque otros la compartamos con los demás, sin pedir nada a cambio. Entiendo que algunos hagan una defensa acérrima de la propiedad privada, frente a la filosofía del conocimiento compartido.
Pero no entiendo los intereses ocultos, ni que se intente utilizar a la justicia en asuntos tan zafios sin una reflexión previa. Están claros los intereses que la señora ministra del ramo defiende, pero ¿no hay nada más detrás de todo eso?
Seguro que sí, una vez más perdemos los internautas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario