domingo, 28 de marzo de 2010

El asesor en temas de justicia del PP

Confieso que, cuando leí la noticia, me indigné y pensé que el par de vivos que le acompañan lo estaban utilizando y se estaban burlando de él.
Me vino a la memoria la película de los Santos Inocentes, aunque en la foto, en lugar del señorito Iván, se encuentran el señorito de Olvera y su padrino y en lugar de Paco "el Bajo" está el Padre de Mari Luz. Pero existe un cierto paralelismo entre las dos historias. En la novela de Delibes el señorito utiliza como quiere a su secretario, sin importarle siquiera que tenga una pierna rota le hace correr tras las perdices. Aquí, a este otro secretario, no le hacen correr tras las perdices, pero poco menos que le ponen el capirote para despertar el populismo más necio.
Nombrar como asesor en temas de justicia a una persona que no tiene formación alguna en leyes, es algo estúpido que sólo puede perseguir mofarse de esa persona o utilizarla, en plan populista, para atraer a personas poco dadas a la reflexión, lo que implica mofarse también de esas otras personas. Hacerlo aprovechándose del dolor, que siempre ciega, de esa persona es algo ruin. Pero que lo haga el principal partido de la oposición, no deja de ser más que algo sucio y rastrero. Algo que demuestra el concepto fascista que ese partido tiene de la democracia.
Sin embargo, esta noche he visto a ese señor en la televisión y me he llevado una impresión muy pobre. Parece que se han dado mucha prisa en Génova para "prepararlo" o que no se entera de lo que están haciendo con él o que se ha creído eso de que va a entrar en la política por la puerta grande.
Señor Cortés, el dolor ciega y lo comprendo, pero las cosas requieren siempre una solución racional y esa solución no es la que nuestro dolor reclama. Tampoco crea que el PP, cuando gobierne, le va a hacer mucho caso. No sea cándido y pregúntele al currante Pizarro, que también fue asesor del PP, aunque en materia económica. No deje que le pierda su verborrea de predicador y no hable de porcentajes que son falsos. La mayoría de este país no estamos por la cadena perpetua, estamos porque la justicia funcione, porque los jueces dejen de jugar a la política y juzguen, porque haya profesionalidad en la justicia. Pero no por la ley del Talión.

No hay comentarios:

Publicar un comentario